ANUARIO DE VINOS EL PAÍS 2018

Desde hace 24 años, el Anuario de Vinos El País ofrece una información útil de las bodegas y las marcas que éstas elaboran bajo el amparo de las Denominaciones de Origen existentes, sin selección previa alguna. Con el paso de los años, algunos vinos fuera de D.O. han cobrado importancia por su nivel de calidad y también les hemos dado cabida en el capítulo de Vinos y Bodegas no acogidos a D.O.  Para estas últimas, también se toma en consideración el hecho de que sean bodegas elaboradoras con viñedo en propiedad.

La mecánica de cata es la siguiente:

Se catan todas las muestras con las etiquetas vistas y agrupando los vinos por bodegas. Esto permitió, además, hacer una valoración global del trabajo de una bodega. La calificación de los vinos se hace de forma consensuada por María Pilar Molestina, Javier Rueda y Luis García  Torrens, responsables de las valoraciones finales.

La calificación va de 0 a 100, pero la puntuación del anuario empieza a considerar los vinos dignos de mención a partir de los 80 puntos, que es el corte a partir del cual inspiran atención. Dichas calificaciones se sitúan en 5 niveles:

-Excepcionales de 96-100 puntos: Son los grandes vinos de nuestro país cuyas características son realmente excepcionales. Destacan por su complejidad, personalidad y elegancia. Son vinos únicos; obras geniales de nuestros mejores enólogos y bodegas.

-Excelentes de 95-91 puntos: Son vinos que no andan lejos de la cumbre. Son considerados excelentes y altamente recomendables por sus magníficas cualidades que en algunos casos y con algo más de tiempo, podrían alcanzar el escalafón superior.

-Muy buenos de 90-86 puntos: Estos vinos son  considerados muy buenos, calificativo que necesita poca explicación. En este apartado hay vinos de toda la geografía peninsular. Son muestra de nuestra diversidad y nuestro excelente potencial vitícola.

-Buenos de 85-81 puntos.

-Correctos de 80 puntos.

“Las añadas que Bodegas Hnos. Pérez Pascuas presentará al mercado en 2018 son 2014 y 2015, ambas han sido parejas en calidad aunque más corta e intensa la de 2015. Son vinos perfectos para disfrutar a partir del segundo semestre de 2018. Se habrá pulido en boca y se abrirán más sus aromas, que para entonces ya serán más complejos y ricos. Tomar estos vinos en su punto, algo que puede durar unos años, es vital y sobre todo necesario para poder valorar el potencial y apreciar mejor la labor que desarrolla esta familia bodeguera. Los vinos son elegantes a rabiar y tienen el encanto de siempre. Memorables todos.” Afirma el comité de cata (compuesto por: Mª Pilar Molestina, Javier Rueda y Luis García Torrens).

Cepa Gavilán Crianza 2015: 91 puntos.

Pérez Pascuas Gran Selección 2012: 97 puntos.

Viña Pedrosa Reserva 2014: 93 puntos.

Viña Pedrosa Crianza 2015: 92 puntos.

Viña Pedrosa La Navilla 2014: 93 puntos.

“EL VINO SÓLO SE DISFRUTA CON MODERACIÓN” wim Facebook twitter instagram youtube linkedin