FINCA LA NAVILLA 2014, EL REPOSO Y EL PLACER DE UNA BUENA COPA.

La nueva sala de catas del restaurante Akelarre fue el lugar elegido para desarrollar la gran cata otoñal de vinos de Ribera del Duero.

Esteban Ortega, Juan Mari Humada, Joxemi Ayerbe de Casa Gandarias, Valentina Litman del restaurante Martín Berasategui, junto con Ciro Carro, Cesar Román y Carlos Muro del restaurante Akelarre, constituyeron el jurado de una de las catas más esperadas en tierras guipuzcoanas.

Un recorrido por la Ribera del Duero a través de una limitada selección de vinos que han destacado por su personalidad y originalidad, entre ellos Viña Pedrosa Finca La Navilla 2014 cuya frescura y elegancia fueron determinantes en su elección.

“ La elevada altitud de la finca transmite al vino frescura y personalidad. Un vino intenso, mucha fruta y tostados, mineralidad y mucho equilibrio. Un vino hecho para comer, para disfrutar de platos con mucho sabor.” afirmaba el comité de cata.

VIÑA PEDROSA LA NAVILLA 75-2012-ETQ ai

“EL VINO SÓLO SE DISFRUTA CON MODERACIÓN” wim Facebook twitter instagram youtube linkedin