VIÑA PEDROSA: EL PRESTIGIO DE UN LÍDER

Cuando Bodegas Hnos. Pérez Pascuas elaboraba su primera cosecha en el año 1.980 jamás podía imaginarse que casi 35 años después iba a alcanzar un  reconocimiento internacional que ha cautivado a más de 35 países. Esta bodega familiar fue una de las fundadoras de la Denominación de Origen Ribera del Duero y desde sus comienzos demostró una gran vocación exportadora. El volumen de exportación está creciendo en Viña Pedrosa, su vino más representativo. Ha aumentado un 20 % en el año 2014 y llega a alcanzar el 45 % de la producción.

 

Probar un Viña Pedrosa es conocer la excelencia de un vino de arte. La personalidad que posee no deja a nadie indiferente. “Nuestros vinos poseen un estilo único. Viña Pedrosa engloba la elegancia, la sutileza, la complejidad, la frescura, la armonía, el equilibrio…”, expresa la familia Pérez Pascuas.

 

Su apuesta ha sido siempre la elaboración de grandes vinos con la calidad como única filosofía de trabajo en sus elaboraciones. Para ello es necesario poseer unos viñedos privilegiados como posee la familia Pérez Pascuas y elaborar vinos con “alma” y sentimiento.

 

José Manuel Pérez, enólogo y director técnico de Bodegas Hnos. Pérez Pascuas, afirma que su padre, Benjamín, y sus tíos Manuel y Adolfo, trabajaron muy duro en sus comienzos y tuvieron siempre muy presente que la calidad era el único camino para competir con los mejores vinos del mundo en un mercado tan exigente y competitivo. El tiempo les ha dado la razón.

 

La regularidad del Viña Pedrosa es una de las características que más define a la marca. “ Para conseguir el máximo potencial realizamos unas elaboraciones muy perfeccionistas que marcan nuestro estilo e identidad”, señala José Manuel, quien se siente muy orgulloso del éxito de sus vinos, y añade: “ acabamos de finalizar la vendimia 2014. Las fermentaciones se han desarrollado a la perfección. Aunque ha sido una cosecha algo más generosa en cuento a producción estamos tremendamente contentos. Los parámetros analíticos y las características organolépticas nos permiten afirmar que en Bodegas Pérez Pascuas tenemos una gran calidad y esos vinos, que acaban de nacer, nos darán grandes alegrías. Estamos seguros de ello”.

 

Pero esta bodega no es autocomplaciente ni conformista. Siempre en su ADN lleva dentro el espíritu de superación continua. “Siempre existe un margen de mejora, y quien piense que ya tiene todo hecho está muy equivocado. Desde la humildad y la prudencia hay que seguir trabajando, con los pies en el suelo, sin perder la perspectiva y recordando siempre los orígenes”, expresan con una naturalidad asombrosa.

 

En su historia como bodega y como marca se conocen muchas noticias muy significativas, premios, puntuaciones, visitas ilustres  y reconocimientos que han sucedido a lo largo de esta espectacular trayectoria. “ Sería muy difíciles de destacar alguno de ellos ya que han sido muchos acontecimientos relevantes los que hemos vivido. Para nosotros el más válido y del que nos sentimos más orgullosos es el reconocimiento que cada día nos otorga el consumidor final, que confía en nuestros vinos y es fiel a Viña Pedrosa. Ese es el mejor premio que recibimos y el que más nos llena de satisfacción. Nos referimos a ese cliente anónimo que va a un restaurante y pide nuestro Viña Pedrosa o el que va a una tienda especializada y también elige nuestra marca como vino preferente”.

 

Pero Bodegas Hnos. Pérez Pascuas no es sólo Viña Pedrosa. También elaboran un vino de éxito, Cepa Gavilán, con un perfil más accesible, y el mítico, exclusivo y escaso Pérez Pascuas Gran Selección, que es el vino de más alta gama y sólo se comercializa en las añadas excepcionales. No es difícil encontrar algunas botellas de su añada actual, el 2006, en los mejores restaurantes y vinotecas del mundo aunque, por su precio, no está al alcance de todos los bolsillos.

 

“La historia se escribe día a día, aunque nosotros siempre miramos al futuro. El año que viene celebraremos nuestro 35 aniversario, pero esto será un punto y seguido. El mundo del vino es muy dinámico. Hay que seguir trabajando con la misma ilusión que en nuestros comienzos y continuar con nuestra filosofía, asociada siempre a la excelencia”, concluyen.

 

“EL VINO SÓLO SE DISFRUTA CON MODERACIÓN” wim Facebook twitter instagram youtube linkedin